Reglas generales de acentuación


Según la posición de la sílaba tónica dentro de la palabra, se distinguen:
  1. Palabras agudas: el acento recae en su última silaba. Lleva tilde cuando termina en -n, -s o en vocal Ejemplos: sofá, café, sentí, salió, tabú, además.
  2. Palabras llanas: el acento recae en su penúltima sílaba. Llevan tilde cuando no terminan en -n, -s o en vocal; como Bolívar, débil o cárdex.
  3. Palabras esdrújulas o sobreesdrújas: el acento recae en su antepenúltima u otra sílaba anterior y siempre llevan tilde.Ejemplos: teléfono, informática, enciclopédico, lágrima, cárceles, árboles, esdrújula.

Casos especiales


Existen diversos casos que no se ajustan a las reglas generales:
  1. Monosílabas: generalmente no se acentúan nunca, salvo que lleven tilde diacrítica. Ejemplo: vio, dio, yo,..
  2. Diptongos: son un conjunto de dos vocales que se pronuncian en una misma sílaba. Se acentúan según las reglas generales y si tuviera que llevar tilde se colocaría sobre la vocal más abierta (a,e,o) o en el caso de que sean las dos vocales cerradas (i,u) en la última. Ejemplo: náutico, información, interviú.
  3. Triptongos: son un conjunto de tres vocales que se escriben juntas y se pronuncian en una misma sílaba. Se acentúan según las reglas generales de acentuación sobre la vocal más abierta: averigüéis.
  4. Hiatos: forman dos vocales que se escriben juntas pero que pertenecen a sílabas distintas. Se acentúa sólo cuando hay una vocal cerrada (i,u) para romper el diptongo. Ejemplo: mío, caer, María.
  5. Tilde diacrítica: permite diferenciar palabras con diferentes categorías gramaticales pero que se escriben igual (homógrafos). Ejemplos:

  • para diferenciar entre sustantivo (bebida9 y el determinante: bebe / Te dije.
  • Para diferenciar entre un determinante y un pronombre:

- El perro / El perro lo tiene él
- Tu coche / Tu tienes un coche
- Mi libro / Es para

  • Para diferenciar entre significados: Ya se lo he dicho / Ya lo (saber)

  • Para diferenciar entre enunciativas e interrogativas/exclamativas:

¿Cómo lo has hecho?/ Lo he hecho como me dijiste
¿qué quieres? ¡qué grande eres!
¿cuál escoges?
¿quién llama?
¡cuánto has crecido!
¿cuándo vienes?
¿cómo lo haces?
no sé dónde vives
¡cuán gritan esos ruidosos!

  • Diferencia el verbo ser o saber / cuando no es verbo
tú misma en todo momento, aunque que a veces te costará /se puede ser como te digo

  • conjunción condicional / pronombre
si tú lo dices, así será / , puede ser, —se dijo para o de adverbio de afirmación—

  • verbo dar/ preposición: que nos su opinión de eso / llegó el hijo de mi vecina


pronombre

te dije que te ayudaría

más

adverbio de cantidad

todos queremos más
mas

(cuando es sinónimo de "pero")

volveremos, mas no sé cuándo

  • sinónimo de todavía/ o sinónimo de incluso
aún no ha venido a casa / aun sin tu permiso, iré a verte

o: conjunción
ó: conjunción entre números




Palabras que ya no llevan tilde diacrítica

este, ese, aquel = adjetivo o pronombre. Ahora solo se acentúa el pronombre en casos de manifiesta ambigüedad, los que son realmente excepcionales.
solo = adjetivo o adverbio. Se acentúa el adverbio en los excepcionales casos en que se produce auténtica ambigüedad.
La palabra solo puede funcionar como adjetivo o como adverbio. Ejemplos:A Tomás le gusta estar solo.
Solo tomaremos fruta.
Cuando quien escribe perciba riesgo de ambigüedad, llevará acento ortográfico en su uso adverbial. Ejemplos:
Pasaré solo este verano aquí (en soledad, sin compañía).
Pasaré sólo este verano aquí (solamente, únicamente).

Palabras que terminan en dos consonantes


En estos casos habría que diferenciar las palabras agudas de las graves:
En el caso de las agudas, estas no deben llevar tilde si tienen una doble consonante. Ejemplos:
Isbert, robots, tictacs
En el caso de las graves que tengan dos consonantes, deberán llevar tilde aunque terminen en -s. Ejemplos:
Bíceps, fénix /ks/, cómics.
  • Acentuación de las palabras compuestas

Por lo general, solo lleva tilde la última palabra del compuesto si lo exige la norma. La primera palabra, sin embargo, la pierde al unirse a la segunda, pues al formarse una nueva palabra ésta debe obedecer a la norma que rige su uso: décimo + séptimo = decimoséptimo. Si la primera palabra, no obstante, va separada de la siguiente por un guión, la tilde se conserva como si de dos palabras simples se tratase: físico-química. Los adjetivos que se unen al adverbio -mente conservan asimismo la tilde: rápidamente, y también las formas verbales a las que